jueves, marzo 23, 2006

tu leias a Poe

las montañas nevadas daban luz suficiente para oir los huesos de los arboles . Despues nos frotamos con nieve hasta arder al rojo vivo y asi ahora junto a la lumbre bebemos vino con azucar hirviendo, y la noche durara tanto como el fuego. Posted by Picasa