martes, enero 01, 2008

las flores y los frutos del arbol del bien y del mal, que jamas nadie debio de prohibir