jueves, mayo 15, 2008

encendida comisuras o las yemas del deseo, tan vegetales fieras comen las crudas conchas

especular estambre
locuaz penumbra
carnal sosiego
violenta delicadeza
la que desarma las entreabiertas
dudas
reventando selva
del tamaño de yemas
en la punta de la lengua
de tu flor carnivora
Tan deliciosa degustacion
deja una batalla en rama
justo donde te plagia
el alma,
un animal sin dedos.
Posted by Picasa