domingo, mayo 03, 2009

desnuda, abrias tus piernas, y todo balbuceaba




Desnuda, abrias tus piernas como solapas del paraiso
las sabanas eran de lava solo con tus labios y el olvido
una respladeciente oscuridad se hacia cargo de la fe
y sabia sin duda que un anfibio precedia la luz fundente
donde se desmayaba el destino de los hombres
el cielo se ampapaba pero no llovia sino un aroma a arboles
brotaba sobre los rincones de saliva donde abrevaba tu sexo
y todo ebrio ebrio ebrio y la cama una taberna
en donde todos bebian los vientos por tu insome eucaristia.
Los primeros animales confusos se hacian polvo dorado
y ya justo antes de paralizar la orbita del sueño
imagenes como gusanos de quimica desconocida
proyectaban sobre nuestra muerte inagotable
mariposas que iban a derretirse en tus gritos recien nacidos
La guerra y la paz eran una ridicula premonicion de alguna virgen
ante tanto campo de amapolas entre tus piernas
Como un relampago desdoblandose sobre la carne
de todos los pecados del mundo jamas perdonados
iba y venia tu oceanica vagina restañando la insaciable
y vertiginosa hendidura que el universo envidioso
plagiaba de tu boca, que callaba y callaba
como la parte de la yegua que yo a escondidas
criaba bajo la proteccion de todos los oceanos
donde la sal y el cielo se multiplican hasta el temblor
de un grumo de vid entre tus inefables y carnivoros susurros.
Muertos como dioses es decir sin prisas y manchados de risa
hasta los parpados del alba, otra vez los animales
nos visitaban desvelados por tanta selva, y tu manantial intacto
Posted by Picasa