miércoles, septiembre 16, 2009

la dulce insurgencia


Es de noche, y es Otoño


Tiembla el mundo


bajo las sabanas doradas


busco tus pies y mas cerca


tu risa de fruta o tu insaciable


arboleda, cae la noche


como si cae un imperio antiguo


El hambre aqui, entre tus ansias,


es la apologia de un demonio,


Hay angeles escondidos


en cada palmo de carne,


entre tus pelos brilla un secreto,


Cojo los dedos y formo una tripulacion


y sin dios navegamos navegamos


hasta que un oceano rodeado de cielo


nos llena de naufragios, a mi y a mis dedos.


Nadie piensa en el regreso


pues la muerte es multiple


y en tu boca tiene nombres asiaticos.


No entendemos nada, hemos perdido


el Norte, dejo a mis dedos que se salven:


yo ya estoy condenado para siempre.


¡¡¡Que delicia de naufragio!!!


¡¡¡Que bendita mala suerte!!!


Mis dedos se reparten tu vellocino de oro.

View Original Article

Blogged with the Flock Browser