miércoles, septiembre 22, 2010

una noche así, la nieve






Y yo, antiguo, repasando el verbo,
dulcemente confuso, te entregue mi lengua
sabiendo que ignoraba todo sobre tu deseo,
temblaba pues me temblabas
y me sumía porque te lames con la labia del silencio,
y yo lamia la nieve ardiendo,
y oía un tan-tan de hierba en carne viva
con todas las lunas menguantes
haciendo noche sin contar conmigo.
Cuanta húmeda ignorancia
empapada sin tenerme en cuenta
descifre la lentitud del alba y sin dudas
aprendí las runas que tu abisal certeza
deletreaba hasta sangrar leche
con tu boca muda con tu boca cuerda
y súbitamente tañí tu coño y entendí
la pragmática pereza de callar la boca
y ceder sin mapas a la derrota de tus ansias
maravillosa ignorancia la que comparti contigo
por concederme algo me dijiste,
así la noche, solo la nieve ardiendo
y por primera vez cada vez sin cuento
ni muertos ni vivos todos los dioses
se quedaron fuera.
Me sumergí de dedos y me quede dormido
en tu magnifico sueño. Sin palabras
en la punta de la lengua.

sábado, septiembre 04, 2010

Seamos Pornograficos, no pecadores


"a la luz de los recientes acontecimientos"

¡Oh! seamos pornograficos

(Dulcemente pornograficos).
Vamos a ser más castos
que nuestro abuelo portugués?

¡Oh! seamos marineros,
pioneros y guerreros
Seamos lo que queramos
sobre todo pornográficas.

La tarde puede estar triste
y la mujer puede hacer daño
y doler como un puñetazo en el ojo
(Pornográficos, pornográficos).

Tus amigos están sonriendo
ante tu última resolución.
Pensaban que el suicidio
fuera tu última decision.
Ellos no entienden, las pobres,
que lo mejor es ser pornográfico.

Proponle eso a tu vecino,
al conductor de tu autobus,
a todas las criaturas
que son inútiles y están ahí
proponle al hombre de las gafas
y a la mujer de la maleta con ropa.
Dile a todo el mundo: Mis hermanos,
no deseais ser pornográficos?

Poema: A la luz de los recientes acontecimientos
Poeta Carlos Drummond de Andrade